Tag: crisis económica

La inversión se complica

Sabemos que parte de la solución a la gran crisis económica que nos invade radica en las inversiones, pero lejos de mejorar el panorama, lo estamos alejando. La crisis económica impulsada por la pandemia sigue presente, el desempleo va al alza y la informalidad va ganando terreno. La crisis financiera sigue presente, pero estamos ahuyentando la inversión extranjera, lo cual no son buenas noticias para nuestro país.

Un gran pozo

La economía mexicana está en riesgo y el gobierno federal se escuda tras distintas excusas. Las prioridades de nuestro gobierno van cambiando y el conflicto sigue. Los días pasan y la crisis económica incrementa, pues no logramos concretar estrategias y las dificultades siguen apareciendo.

En otra sintonía

Las mentiras acaban saliendo caras y las implicaciones económicas podrían ser graves. La falta de información gubernamental está teniendo un gran impacto sobre la economía mexicana y sobre el recorrido hacia la recuperación. Las finanzas de nuestro país siguen frágiles, la volatilidad está en el aire y la debilidad económica no cede. Los engaños del gobierno van creciendo, los números suben y bajan y nuestras perspectivas sobre la recuperación económica de nuestro país se mantienen en duda.

Lo grave de la pandemia

El impacto económico de la pandemia ha sido monstruoso y las consecuencias siguen brotando. No tenemos una estimación clara sobre los enormes costos que ha tenido la pandemia del Covid-19 sobre la economía global y evidentemente tampoco sobre las implicaciones en las finanzas mexicanas. No ha sido fácil calcular la debacle económica generada por la pandemia, pero nos queda claro que la crisis ha arrasado y estamos inmersos en una encrucijada.

Alineando prioridades

Las prioridades del gobierno federal no parecen estar alineadas con las necesidades del pueblo mexicano. Nuestro gobierno aparenta buscar la solución a esta gran crisis económica que nos invade e intenta tapar el sol con un dedo escudándose tras excusas que no hacen mucho sentido.

No salimos de una

No salimos de una cuando ya entramos en una nueva conflictiva económica. La población de pobreza incrementa de nuevo y el panorama no es claro. Las finanzas de nuestro país no logran resolverse, el laberinto que nos rodea no nos muestra la salida y la crisis económica no cede. La pandemia del Covid-19 sigue teniendo efectos devastadores sobre la población más vulnerable de nuestro país, los precios de los alimentos incrementan y las familias más pobres son las más afectadas.

Tiempo sin estrategias

El tiempo nos ha enseñado que debemos situarnos en el presente con una mirada hacia el futuro. Hemos entendido que las cosas pueden cambiar de la noche a la mañana y que la economía global puede sufrir un vuelco de trescientos sesenta grados en un abrir y cerrar de ojos. Nos hemos dado cuenta de que las finanzas de nuestro país son altamente inestables y que la incertidumbre es la única realidad que conocemos en estos momentos.

Por las vías erróneas

Si miramos a nuestro alrededor, podremos percibir incertidumbre económica en el ambiente. Si volteamos nuestra mirada hacia otros países, podremos entender la gran crisis económica que nos rodea. Si nos decidimos a ver un panorama más claro, podremos tener una noción más certera del gran caos financiero que tenemos encima y comprender que las estrategias que estamos utilizando no son las más acertadas.

Corremos hacia atrás

La crisis económica es evidente, los efectos de la pandemia no ceden por completo, el panorama financiero no es muy alentador y economía global aún no se recupera del todo. El escenario es complejo, las implicaciones económicas de la pandemia siguen brotando y la vida no ha regresado a una relativa normalidad. Las circunstancias no ayudan, la situación sigue siendo compleja, pero muchos analistas aseguran que las finanzas mundiales tomarán forma durante los próximos meses y avizoran un mejor futuro en materia económica.

No hay para donde movernos

La pandemia del Covid-19 ha impactado al mundo de manera monumental y nuestro país ha sido uno de los peores. Los habitantes de nuestro país han vivido pérdidas económicas dramáticas, caídas laborales insuperables y momentos cotidianos sumamente complejos. Pasar los días, semanas y meses de pandemia en México no ha sido fácil para un alto porcentaje de la población, pues la falta de estrategias y las malas decisiones gubernamentales nos han encaminado a la ruina financiera.