Tag: finanzas

Finanzas renovadas

Lo que necesitamos para impulsar el crecimiento económico de nuestro país es volver a atraer la confianza de los inversionistas. Lo que requerimos es volver a formar parte del radar de inversión y dar paso a una mejor situación financiera interna. Lo que buscamos es que México vuelva a ser un atractivo de inversión, tanto nacional como extranjera, pero parecemos ir en contra de ello, pues la nueva Ley de la Industria Eléctrica busca cerrar las puertas a la inversión privada.

Manteniendo la paz

Las inversiones son esenciales para conseguir y mantener la salud financiera, pero es importante saber elegir adecuadamente. Las inversiones nos ayudan a proteger nuestro capital, nos permiten asegurar nuestro patrimonio y nos ayudan a blindar nuestro futuro financiero. Las inversiones son vitales, pero debemos tener ciertas bases para dar pasos sobre las vías acertadas.

Una nueva debacle

La recuperación económica de nuestro país llegará, pero quizá no sea lo que imaginamos. Las finanzas mexicanas terminarán por tomar su rumbo y nos encaminarán hacia un mejor futuro, pero quizá los tiempos no sean los previstos, quizá las estrategias sean distintas y quizá las vías que nos llevarán hacia la recuperación de la economía mexicana sean completamente diferentes a las que imaginábamos.

Los seres humanos somos seres humanos

Finalmente, los seres humanos somos seres humanos, pero cada uno de nosotros piensa y actúa de manera distinta. Finalmente, aprendemos estrategias desde edades tempranas y vamos internalizando nuestros conocimientos conforme pasa el tiempo.

Una ligera pausa

Estamos viviendo una nueva pausa y vamos sumando elementos que vuelven a tumbar nuestra economía. Estamos pasando por una nueva mala racha y las fianzas mexicanas se vuelven a ver afectadas. Los pequeños logros que habíamos conseguido vuelven a sufrir un golpe severo y no conseguimos dimensionar el impacto que tiene un pequeño apagón sobre la economía mexicana.

Las ventajas de la tecnología

Siempre hay complejidades económicas, aunque no las tengamos del todo conscientes. Siempre hay una inestabilidad financiera latente, aunque no nos afecte directamente. Siempre hay cierta volatilidad financiera, aunque el impacto no sea parejo para todos, y la diferencia radica en que algunos han aprendido a manejar sus finanzas personales mejor que otros.

Sin plan alguno

Pasan los días y carecemos de un plan concreto para combatir la crisis económica que nos invade. Pasan las semanas y no logramos dar pasos hacia la recuperación económica de nuestro país. Pasan los meses y nuestro gobierno no parece ir sobre las mismas vías, provocando gran incertidumbre financiera, escases de estrategias realistas y pocas medidas para reactivar las finanzas mexicanas.

No es tan complejo

La poca confianza en nosotros mismos puede llevarnos a tomar decisiones erróneas y en términos financieros, no son buenas noticias. La poca seguridad con la que solemos dar pasos en cuanto a nuestras finanzas personales puede dirigirnos por las vías equivocadas y en términos financieros, podría llevarnos a la quiebra. La poca conciencia que tenemos sobre nuestras finanzas personales puede traducirse en un caos y llevar nuestra salud financiera por el camino errado.

Un México desigual

La desigualdad es la realidad más cercana y nuestro país enfrenta un gran reto. Las finanzas mexicanas han sufrido un impacto monumental acentuado por la pandemia del Covid-19 y cada vez son mas notorias las diferencias entre los habitantes de nuestro territorio. No podemos negar la gran problemática que enfrentamos en términos de pobreza laboral, ni la gran crisis económica que nos invade, pues el golpe de la pandemia ha rebasado fronteras y día a día revivimos los efectos de un gran caos financiero.

Tenemos poca cultura financiera

Nuestra población suele carecer de una cultura financiera básica, la cual es esencial para mantener salud financiera. Nuestra población tiende a huir de los temas financieros por miedo a equivocarse y por pensar que organizar sus finanzas personales es sumamente complejo. Nuestra población tiende a evadir todo aquello relacionado con la adecuada organización sus recursos, pues muchas veces la falta de educación financiera no lleva a pensar que tenemos todo bajo control, pero no siempre es así.